Durante la crisis global desatada por la pandemia del COVID-19, las mujeres trabajadoras remuneradas del hogar ocupan un lugar crucial dentro de la respuesta por el papel central que juegan en el cuidado de niñas y niños, personas enfermas y dependientes, y el mantenimiento de los hogares, incluyendo la prevención del contagio del virus. Sin embargo, y a pesar de la enorme contribución que su trabajo significa en la vida de muchas personas, también son uno de los principales colectivos afectados por la crisis. Esto se debe, entre otras razones, a la situación de precariedad en el empleo que presenta este sector, caracterizado por bajos salarios y falta de prestaciones sociales para su supervivencia y el sostenimiento de sus familias ante situaciones de despidos o frente a la reducción de sus ingresos.

El Policy Brief «Trabajadoras Remuneradas del Hogar en América Latina y el Caribe frente a la crisis del COVID-19» elaborado en conjunto por ONU Mujeres, OIT y CEPAL ilustra la situación de especial vulnerabilidad que atraviesan las trabajadoras domésticas en América Latina y el Caribe, poniendo en relieve los impactos de la actual crisis provocada por el COVID-19. A su vez, describe las medidas impulsadas por los actores sociales e instituciones en países de la región, y visibiliza cuanto falta aún para garantizar los derechos laborales de las trabajadoras domésticas. Finalmente, se presentan una serie de recomendaciones para el diseño de acciones que mitiguen el impacto de la crisis sanitaria, económica y social para las trabajadoras domésticas en América Latina y el Caribe.

Año: 2020
Elaborado por: Soledad Salvador y Patricia Cossani
Autores/editores: ONU Mujeres, OIT y CEPAL

Trabajadoras remuneradas del hogar en América Latina y el Caribe frente a la crisis del COVID-19

Trabajadoras remuneradas del hogar en América Latina y el Caribe frente a la crisis del COVID-19